Más allá de Pensar

“La diferencia básica entre un hombre común y un chamán es que un chamán toma todo como un desafió, mientras que un hombre común toma todo como bendición o maldición” don Juan Matus.

Más allá de pensar se encuentra el silencio interno, el vacío y el ensueño, también otros mundos  que se hacen perceptibles en el soñar. Para los videntes de la América original, el mundo es así porque nos han educado desde niños a interpretarlo de esa manera.

Gurdjieff definió este principio con el término “El órgano Kundabuffer”,  un chip que se incrustó al momento de nuestro nacimiento, con la primera respiración.

Todo lo que genera preocupación, emociones intensas, deseos, pesares, también todos los estado “yoicos” (delirio del yo), sentirte importante, superior o desvalido provienen del pensar. Esta forma de ser y estar,  consume nuestro don mágico y nuestra libertad.

Don Juan me aseguró que el silencio interno es una avenida que conduce a la verdadera suspensión del juicio, a un momento en que los datos sensoriales que emanan del universo dejan de ser interpretados por los sentidos; es el momento en que la cognición deja de ser la fuerza que, a través de uso y repetición, decide la naturaleza del mundo. (Castaneda, 1999).

Como lo aclara el líder nagual: “Todos nosotros, los seres luminosos, tenemos un doble”. “¡Todos!, un chamán aprende a darse cuenta de ello, eso es todo”, agrega el nagual Mariano Aureliano.

La pintura Más Allá de Pensar registra ese momento, el darse cuenta, el tomar conciencia de que la realidad es una interpretación incubada por las fuerzas alienantes del universo y ciertamente dichas fuerzas, que son interpretadas erróneamente por nuestra  especie, nos aprisiona con dogmas  religiosos y doctrinas políticas e ideológicas, para controlar y sumir al ser humano en sociedad. El hombre erró en el blanco y ahora no tiene como salir del atolladero.

"Más allá de pensar" oleo sobre tela
“Más allá de pensar” oleo sobre tela

La socialización de nuestra época no ha dado el ancho para el equilibrio del caos social. En la cosmovisión de “un hombre de conocimiento” (Antropochamán) esto resulta ser así porque sencillamente estamos incompletos, algo nos falta y, ese algo son desarrollar  otros centros abstractos además del pensar y el habla.

Más allá de Pensar como expresión plástica plantea el saber ancestral que indica que en cada uno de nosotros como seres humanos tenemos dos facetas, dos entidades distintas, dos contrapartes que entran en función en el instante de nuestro nacimiento: El Tonal y El Nagual, la dualidad cósmica original de América y lo que completa la totalidad humana.

Para el cambio de paradigma que invita el Introrrealismo, los chamanes aclaran en términos generales  que el tonal es nuestro ser social, el organizador del mundo y “todo” lo que conocemos, eso nos incluye a nosotros mismos. Como lo revela don Juan, el tonal empieza en el nacimiento y acaba con la muerte.

– ¿Qué es entonces el nagual?

Pregunta el último nagual, y el nagual líder responde:

– El nagual es la parte de nosotros mismos con el cual nunca tratamos y no existe descripción,  palabras , nombres, sensaciones o  conocimiento.

– ¿Es el nagual el Ser Supremo, el Omnipotente Dios…?.- pregunta el joven aprendiz y él líder nagual responde:

Dios es un objeto de nuestro tonal personal y del tonal de los tiempos. El tonal es, como ya te dije, todo lo que creemos que es parte del mundo, incluyendo a Dios, por supuesto. Dios no tiene otra importancia más que de ser parte del tonal de nuestro tiempo.

Entonces si entendemos esto, del pensar podemos entrar en el sentir y de ello, sentir la realidad. Este tercer centro abstracto se ubica en la punta del esternón y se relaciona indirectamente con la razón y el habla entonces se comienza a revelar nuestra doble naturaleza…los brujos ven que ese mismo universo dejó escondido en nuestro corazón el don de la libertad: la totalidad de uno mismo.

Más allá de Pensar es una paradoja visual que revela simultáneamente lo figurativo y lo abstracto en el arte, lo conocido y lo desconocido: el tonal y el nagual.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s